Cuidados que necesita un ficus benjamina

El ficus benjamina es un árbol que puede cultivarse tanto en ambientes de interior como al aire libre. Lo cierto es que en cualquiera de los casos necesita algunos cuidados especiales para que pueda crecer saludable. Una vez que el árbol se ha establecido en un lugar fijo, se deben considerar ciertas cuestiones importantes.

Antes de regar un ficus es importante observar o palpar la tierra para constatar que se encuentre seca. Un exceso de riego puede ser muy perjudicial para esta especie de árboles y puede provocar que sus hojas se vuelvan marrones. Si el suelo se ve húmedo, lo mejor es no regar ese día y comprobar la humedad al día siguiente. En el caso de que varias hojas se estén poniendo amarillas, seguramente el secreto está en moderar el riego.

Sin embargo, la humedad resulta muy importante para el ficus. Entonces la solución es contar con un rociador y pulverizar la parte de las hojas al menos una o dos veces en el día. La humedad ambiente dentro de una casa puede no resultar suficiente, por lo que se vuelve indispensable rociar y humedecer las hojas.

En el caso de cultivar un ficus benjamina en ambiente de interior, dos cuestiones resultan fundamentales. La primera de ellas es que la maceta debe colocarse en un sitio donde no haya demasiada corriente de aire. También es importante colocar el árbol en un lugar donde pueda recibir varias horas de iluminación solar directa en el día.


¿Te ha gustado el artículo? Déjanos tu opinión. También puedes seguirnos en Twitter.
  • Publicidad
  • Publicidad
comentarios(1)
Nota: Los comentarios de este sitio que son publicados quedan bajo responsabilidad exclusiva de sus autores. Bulhufas.es se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que pudieran resultar abusivos, ofensivos o con lenguaje inapropiedad. Sus datos de correo electrónico y cualquier otra información personal no será revelada en sus comentarios..