Flor de sangre o platanillo: interesante planta de interior

 Asclepias curassavica

La flor de sangre o platanillo, es una planta perenne de gran valor ornamental. Su nombre científico es Asclepias curassavica y es originaria de ciertas zonas de América del Sur. Su máxima belleza es lograda durante la época de floración, que ocurre varias veces durante todo el año, siempre y cuando se le ofrezcan los cuidados necesarios.

Sus hojas son alargadas, pudiendo llegar a medir hasta quince centímetros de longitud cada una. El detalle más llamativo de esta planta son sus flores, las cuales son bicolores y hermafroditas. Las corolas pueden combinar los tonos púrpuras o rojos, mientras que los lóbulos de la corona suelen ser de color amarillo o naranja. Este ejemplar tiene además unos frutos llamados folículos.

Para su cultivo, ten en cuenta algunos detalles. Se trata de una planta bastante sensible a los rayos directos del sol ni el frío excesivo. Es por estos dos motivos básico que se la suele implementar como planta de interior. Se desarrolla muy bien en macetas, siempre y cuando cuente con un buen sistema de drenaje.

El riego es fundamental para la flor de sangre o platanillo. Durante la época del verano es imprescindible aumentar la dosis de agua y la frecuencia. Para un crecimiento óptimo y con mayor vigor, puedes agregar al suelo algunos nutrientes y abonos.


¿Te ha gustado el artículo? Déjanos tu opinión. También puedes seguirnos en Twitter.
  • Publicidad
  • Publicidad
comentarios(1)
  1. Buen articulo, interesante y muy completo.

    Naranjas 29 septiembre, 2014 a las 20:14
Nota: Los comentarios de este sitio que son publicados quedan bajo responsabilidad exclusiva de sus autores. Bulhufas.es se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que pudieran resultar abusivos, ofensivos o con lenguaje inapropiedad. Sus datos de correo electrónico y cualquier otra información personal no será revelada en sus comentarios..