La apuesta por la Educación crece en España en los últimos años

En España, entrar en un puesto de trabajo público es algo muy bien valorado por parte de la sociedad en su conjunto. El carácter indefinido de las plazas que se ofertan, unido a un sueldo que puede ser incluso más alto del que se ofertaría en el sector privado, hace que sean muchas las personas que se planteen en algún momento intentar formar parte de la Administración Pública. Y es que no cabe la menor duda de que es ahí donde podemos encontrar el trabajo de nuestra vida. El que siempre hemos estado buscando.

En los últimos años, son muchas las personas pertenecientes a la Administración que se han ido jubilando. La generación conocida como Baby Boom ya está llegando a esa edad en la que hay que ir pensando en retirarse. Y eso es lo que está haciendo que la oferta de plazas públicas en los últimos años esté siendo más interesante que de costumbre. Eso está haciendo posible que mucha gente joven esté empezando a encontrar en las oposiciones una vía para encontrar trabajo. Ni que decir tiene que es una vía que deben plantearse porque puede ser sinónima de muchos beneficios para el plano personal.

Una noticia publicada en la página web de La Sexta informaba de que, en octubre de 2019, se habían presentado a las oposiciones 118.000 personas en total para cubrir poco más de 8.000 plazas vacantes. Es algo que, desde luego, muestra que hay vías para acceder a la Administración y que es más posible que nunca conseguir el objetivo de entrar en el cuerpo público del Estado, de las Comunidades Autónomas o de algún Ayuntamiento. Seguro que muchas son las personas que se alegran de estar leyendo esto en un momento tan difícil económicamente como el actual.

Especialmente interesantes son las oposiciones a Enseñanza, que son las que más gente suelen llevar a las aulas para realizar las pruebas. Según una noticia publicada en la página web del diario Expansión, unas 200.000 personas se presentaron en junio de 2019 a las oposiciones relativas a este asunto. El número de plazas era de unas 30.000. Como veis, era una oportunidad excelente y que causó sensación entre todas esas personas que, después de haber acabado Magisterio, por ejemplo, se lanzaron a probar suerte a través de este medio. A muchas de ellas, presentarse a estas pruebas les ha arreglado la vida.

Una de las mejores maneras de reforzar la cultura y la sociedad es apostar por un aumento en el número de profesores que imparten clase en las aulas de nuestro país. Las de 2019 fueron las oposiciones más numerosas en este sentido de los últimos años y esa es una de las pruebas que indica que, desde las administraciones públicas, la apuesta por la Educación está creciendo. Este es uno de los motivos por los cuales, según nos cuentan desde Preparadores Valladolid, ha crecido la cantidad de personas que se está preparando a conciencia para una futura oposición en esta materia.

El futuro de la sociedad, en juego

Ni que decir tiene que la sociedad depende de la gran cantidad de profesionales que se desempeñan día a día en las aulas. La educación de los más pequeños y de los adolescentes está en juego y no debemos olvidar que estamos hablando de un grupo de población que va a ser quien dirija la sociedad en un futuro. No podemos permitirnos que un asunto de tan capital importancia como la Educación quede minimizado bajo ningún concepto. Sería un error del que no nos íbamos a arrepentir en la vida.

La educación de los más pequeños es clave en la configuración de la sociedad. Siempre lo ha sido, aunque es cierto que, en muchas ocasiones, gobernantes de todos los colores políticos se han olvidado de ello. Por suerte, ahora todo el mundo es plenamente consciente de la importancia que tiene este asunto aunque sí que es verdad que nos gustaría que, al menos en lo que a España respecta, hubiera un pacto de Estado para que los planes educativos no estuvieran cambiando cada vez que cambia el color de un gobierno. Sería lo mejor para no volver locos a alumnos y profesores.

Lo que saca hacia delante todo lo que tiene que ver con la educación de los más pequeños es el trabajo diario de los miles de profesores y profesoras que trabajan día a día en el interior de nuestras fronteras por un objetivo tan bonito como del que venimos hablando. Es evidente que por ellos pasa un trabajo que bien podría ser el más importante de todos cuantos existen en el mundo y que hay que promover que haya personas que sigan queriendo enseñar todos sus conocimientos a los que vienen pisando fuerte por debajo.